El objeto ha estado expuesto en la muestra "575 años de farmacia valenciana"

Durante un acto celebrado hoy en el Hospital General de Valencia, el presidente del MICOF, Jaime Giner y el vocal Enrique Bellver, en representación de la Comisión de Museo, han devuelto al Hospital General de Valencia el mortero en bronce "Joaquín Forés", datado de 1791 y con gran importancia histórica para la farmacia valenciana. La pieza ha estado expuesta durante unos meses en el Colegio durante la muestra "575 años de historia de la farmacia valenciana".

En el mortero se puede apreciar la leyenda:“Soi de Hospital de Valencia año 1791", "siendo maestro Joaqin Fores".

El mortero o almirez, instrumento insustituible para farmacéuticos y galenos, es necesario para triturar eficazmente plantas, semillas y  minerales y así preparar mezclas y fórmulas magistrales. La fabricación de los morteros se realizaba en los talleres de campaneros, aprovechando los restos de bronce empleados para la fabricación de las grandes campanas.

La decoración del mortero tiene una función estructural, ya que los refuerzos exteriores, llamados costillas, soportan los golpes y las vibraciones  de la maza.La calidad de la decoración (con letras, mascarones, relieves escultóricos) determina el interés y valor de la pieza.

 

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información