Con nuestros #consejosmicof despídete de estos parásitos

La vuelta al cole lleva aparejada la vuelta de los temidos piojos y con ellos un picazón frecuente e irritación al rascarse. La infestación capilar por piojos o pediculus capitis es un problema que afecta a un 5-14% de la población escolar y son muy molestos tanto por los picores que producen como por la dificultad para eliminarlos.

Al problema de los picores se suma la vergüenza que sufren los padres cuando descubren que sus hijos tienen piojos, tal y como se determina en una encuesta realizada por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), y el Centro de Información de la Pediculosis. Esta vergüenza propiciaría, que hasta un 56% de los padres no comunicara al colegio que sus hijos tienen piojos.

Para ayudar a los padres a eliminar estos fastidiosos parásitos desde el Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia se ha iniciado una campaña en redes sociales bajo el lema “Ojo con los piojos” donde, mediante infografías y videos, se aconseja sobre cómo evitar el contagio y tratar la pediculosis.

Los consejos más comunes para evitar la propagación de los piojos son los siguientes:

  • Revisa frecuentemente la cabeza de los niños, sobre todo detrás de las orejas y en la nuca, y pasar la lendrera.
  • Si se detectan piojos hay que consultar al farmacéutico antes de comenzar cualquier tratamiento y avisar al colegio y a la familia, más cercana, lo antes posible para evitar que se extienda el contagio.
  • El farmacéutico es el profesional más capacitado para asesorar sobre el tratamiento pediculicida que más se adecue a sus necesidades. Estos se pueden aplicar como insecticidas o con siliconas.
  • Si el tratamiento es un insecticida se deberá utilizar una loción pediculicida con el cabello seco, dejar actuar durante un tiempo, luego lavar la cabeza con un champú pediculicida y se termina aclarando con agua y vinagre y dejando que el pelo se seque al aire.
  • Repite el tratamiento de 10 a 20 días después.
  • Evita utilizar el secador y no compartir peines, toallas, coleteros etc., dado que los piojos se propagan de persona a persona por contacto cercano.
  • Desinfecta la ropa y las sábanas, los peines y los cepillos, los juguetes y las alfombras.

 

Asimismo es muy importante hacer hincapié en que los tratamientos contra estos parásitos sólo deben realizarse si se detectan piojos y/o liendres nunca como preventivos, ya que los piojos se pueden volver resistentes a los productos.

..........................................

Difunde nuestros #consejosmicof en formato infografía a través de vuestras redes sociales.

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información