Los trabajadores piden que se les integre en los servicios de farmacia sociosanitarios públicos. Recuerdan que en la actualidad atienden a más de 5.000 personas en centros.

Fuente: EL MUNDO

La Asociación de Trabajadores de los Servicios de Farmacia de Centros Sociosanitarios Públicos de la Comunidad Valenciana (SEFACES) reclamó a la Administración la integración de los servicios de farmacia sociosanitarios públicos y de sus trabajadores en el nuevo modelo de reparto a residencias. La asociación recuerda que con el nuevo modelo ResiEQifar de Sanidad serán despedidos 57 trabajadores que llevan más de 15 años prestando sus servicios.

A pesar que el nuevo modelo farmacéutico tiene como objetivo extender la atención farmacéutica que se realiza actualmente en los centros públicos desde los Servicios de Farmacia públicos, «ResiEQifar no contempla los servicios de farmacia ya existentes como estructuras del nuevo modelo», según las mismas fuentes, quienes indican que todo ello «hace pensar que la implantación del nuevo modelo supondrá el cierre de los cinco servicios de farmacia y de la unidad administrativa y la desaparición de los 57 puestos de trabajo de los profesionales que actualmente trabajan en él».

Los puestos afectados serán farmacéuticos especialistas en Farmacia Hospitalaria, enfermeros, técnicos/auxiliares de farmacia, nutricionistas, administrativos y auxiliares de almacén.

Si bien el nuevo proyecto pretende crear algo más de 100 puestos de trabajo para atender a más de 28.000 personas institucionalizadas, «la realidad es que también destruye los 57 que atienden a las 5.000 personas de los centros públicos», protestan en la asociación.

Los profesionales de los servicios de farmacia de los centros sociosanitarios públicos, agrupados en SEFACES, describen que en la actualidad existen cinco servicios de titularidad pública y un centro coordinador administrativo que son los responsables de la prestación y atención farmacéutica a las cerca de 5.000 personas institucionalizadas en los 58 centros sociosanitarios públicos. Estos servicios integran el Programa de Atención Farmacéutica de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas establecido en el año 1999 fruto de un acuerdo con la Conselleria de Sanidad.

Desde entonces, hace prácticamente 20 años, estos servicios y sus trabajadores realizan la dispensación individualizada de los medicamentos en dosis unitarias, desarrollan una atención farmacéutica integral e integrada en los equipos multidisciplinares de los centros, así como numerosos programas asistenciales que van más allá del medicamento e incluyen aspectos básicos en este ámbito asistencial como la valoración y seguimiento nutricional, la utilización de suplementos nutricionales y la selección y gestión de los productos sanitarios. Todo ello con buenos indicadores tanto a nivel asistencial como económico.

Desde SEFACES se cree posible la integración de dichos servicios y de sus profesionales en el nuevo modelo, tal y como se indica en la disposición transitoria de la Ley 6/1998 de ordenación farmacéutica modificada en la ley de acompañamiento de presupuestos en diciembre de 2017.

Por todo ello, los profesionales, abocados al paro, reclaman tanto a la Conselleria de Sanidad Universal como a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas «el establecimiento de un diálogo que permita dicha integración y el mantenimiento de los puestos de trabajo con el fin de conservar los programas asistenciales y de atención farmacéutica individualizada desarrollados actualmente por estos profesionales como única vía lógica y posible de cumplir con el objetivo del nuevo proyecto de extender la calidad asistencial desarrollada en los centros públicos al sector privado».

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información