Existen recursos para ser consciente de una situación de maltrato y actuar

El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La violencia de género es una lacra que se incrementa en los meses de verano debido a que las parejas pasan más tiempo juntas, y la existencia de un conflicto en la relación puede incrementarse. Pero las situaciones de maltrato se dan durante todo el año.

CÓMO DETECTARLO

Detectar si nos encontramos dentro de una relación tóxica no es una tarea fácil. Sin embargo, en este tipo de relaciones se suelen dan una serie de conductas repetitivas por parte de la persona maltratadora:

  • Se enfada, hay discusiones y menosprecios.
  • Agrede psicológicamente (insultos, amenazas…) y/o físicamente (golpes, empujones, agresiones sexuales…).
  • Se disculpa, da excusas de lo que ha sucedido, promete que no volverá a pasar, hace regalos.

Conforme suceden los ciclos de este esquema (conocido como el ‘ciclo de la violencia’ descrito por Leonore Walker), las fases de violencia suelen aumentar y se reducen los periodos de calma. Por eso es conveniente prestar atención a los primeros síntomas y evitar así que la situación avance.

Salir de una situación de violencia es difícil, pero no imposible. Por ello hay que tener en cuenta que cuanto más se alargue, más graves son las consecuencias y más se debilitan los recursos psicológicos de la persona maltratada. Y, aunque el maltratador prometa que cambiará, la realidad es la vuelta al ciclo del abuso.

Múltiples formas de maltrato

Además del maltrato físico, hay diferentes formas:

  • Toma de control de la vida de la otra persona:

La intención del maltratador es ejercer un control sobre la persona sometida. En este sentido, exige explicaciones, decide sobre la manera de vestir y de pensar de la otra persona. Además, quiere conocer siempre dónde está y qué hace, y toma decisiones por ella sin tener en cuenta su opinión. A nivel económico también crea una dependencia financiera y para ello evita que la otra persona trabaje o incluso estudie.

  • Actitudes que puede mostrar un abusador:

En la forma de ser de un maltratador se pueden ver comportamientos que pueden hacer saltar las alarmas: excesivamente celoso y posesivo, no controla sus impulsos, actúa de forma desproporcionada y se irrite fácilmente. Asimismo, también utiliza un lenguaje violento, rompe cosas cuando se enfada, actúa de malos modos con otras personas con las que trata (por ejemplo, camareros, personal de atención al público, etc.), y muestra desprecio hacia las mujeres en general. Incluso es violento en sus relaciones sexuales.

  • Coerción de las relaciones con otras personas:

Intenta aislar a su pareja respecto al mundo exterior. Impide que se relacione con sus seres queridos, familia y amigos, incluso vecinos; y los critica. Por ejemplo, intenta que deje de salir con el círculo de amistades porque a él ‘no le caen bien’, o crea conflictos y peleas cuando se junta con los seres queridos de la pareja. Puede llegar a ser que la afectada no tome en consideración las advertencias que le hacen.

  • Chantaje emocional:

Quien maltrata hace responsable a la pareja de lo que ocurre y consigue que esta se sienta culpable, amenaza con el abandono si no hace todo lo que él quiera, pide perdón después de haberse comportado mal y lo que pasa es que al poco tiempo vuelve a hacerlo. Por otra parte, el maltratador busca excusas para hacerse la víctima, o ‘castiga’ sin hablar o sin hacer caso cuando le hablan.

  • Menosprecio psicológico:

Los ataques a la autoestima pueden ser muy variados. Menosprecia y humilla en público y en privado, hace creer que sabe más que la otra persona, hace sentir inferior, desautoriza delante de los hijos, le dan igual los sentimientos y se burla de las creencias (religiosas, políticas, personales). Otra forma de menosprecio es que no valora el trabajo de la otra persona, dice que todo lo hace mal, que es torpe. Incluso puede llegar a hacer pequeños cambios (dejar abiertos grifos, encendidas luces, mover llaves de sitio, etc.) para hacer creer que son descuidos de la pareja y así que incluso pueda pensar que tiene problemas mentales y que no puede valerse por si misma.

  • Estado emocional.

Un signo de que algo puede ir mal en la relación de alguien se podría ver cuando en algún momento le ha dado miedo simplemente la mirada o los gestos de la pareja, o llega a no expresar tus opiniones libremente por miedo a su reacción.

  • Amenazas.

Agresiones verbales directas y pueden ir dirigidas tanto a la afectada como a sus seres queridos. Amenaza con hacer daño si le abandona, amenaza a la familia, o amenaza de quitarle los hijos e hijas en caso de que acabe la relación.

  • Violencia física.

Empuja, zarandea, golpea, da patadas, puñetazos, bofetones…, coge apretando, pellizca, tira del cabello, amenaza y arremete con armas (cuchillo, navaja, armas de fuego, etcétera). La violencia sexual también se da dentro de una pareja cuando, aunque no se quiera mantener relaciones sexuales, se obliga a tenerlas.

  • Persecución.

Cuando ya no hay una relación sentimental también hay formas de maltrato, como cuando llama por teléfono de forma intimidatoria y vejatoria, persigue y acosa, o espía a la expareja o a sus seres queridos.

  • Violencia de género digital.

Las nuevas tecnologías tienen una gran importancia y al mismo tiempo se convierten en una vía del abusador, que por ejemplo quiere revisar el teléfono y las redes sociales de su pareja para tenerla controlada. Esta forma de maltrato se puede dar a cualquier edad, aunque tiene una incidencia destacada entre jóvenes y adolescentes.

Desde la Secretaría de Estado de Igualdad del Gobierno de España se explican algunas formas de violencia de género digital:

-        Acosar o controlar a la pareja usando el móvil.

-        Interferir en relaciones de la pareja en Internet con otras personas.

-        Espiar el móvil de la pareja.

-        Censurar fotos que la pareja publica y comparte en redes sociales.

-        Controlar lo que hace la pareja en las redes sociales.

-        Exigir a la pareja que demuestre dónde está con su geolocalización.

-        Obligar a la pareja a que le envíe imágenes íntimas.

-        Comprometer a la pareja para que le facilite sus claves personales.

-        Obligar a la pareja a que le muestre un chat con otra persona.

-        Mostrar enfado por no tener siempre una respuesta inmediata.

Además, el Código Penal contempla como delito lo que se conoce popularmente como ‘pornovenganza’: difundir imágenes o vídeos de contenido íntimo de la pareja sin su consentimiento, aunque fuera grabado con su permiso.

EL SECTOR SANITARIO AYUDA

Los organismos públicos han tomado una serie de medidas para luchar contra los malos tratos. A nivel español existe el ‘Pacto de Estado contra la violencia de género’ y en la Comunitat Valenciana está el ‘Pacte valencià contra la violencia de gènere i masclista’, del que forma parte el MICOF y que cuenta con más de 730 entidades y más de 7.600 personas a nivel individual.

El Colegio de Farmacéuticos de Valencia preparó diversas acciones, como la participación en la campaña en la que se incluyen en los tíckets de dispensación de las oficinas de farmacia los teléfonos de asistencia a la mujer (016 teléfono nacional que no queda registrado, 900 58 08 88 teléfono Mujer 24 y el teléfono para adolescentes 900 20 20 10 de la fundación ANAR).

Además, el MICOF colabora con asociaciones que trabajan por la erradicación de la violencia contra las mujeres y promueven la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, como Alanna y No Más Violencia de Género, a las que da soporte y participa en la difusión de sus actividades.

Asimismo, el pasado mes febrero el Colegio de Farmacéuticos valenciano organizó las jornadas ‘Violencia de Género. Causas, tipos consecuencias y recursos’, dirigidas a farmacéuticos comunitarios y personal de farmacia para dotar a los profesionales de herramientas que ayuden a detectar y saber actuar en casos de violencia de género, ya que son muchas las ocasiones en las que el personal sanitario son los primeros en poder detectar esta situación.

La Agència Valenciana de Salut de la Conselleria de Sanitat publicó el tríptico Déjanos Escucharte, Déjanos Ayudarte para hacer visible cómo el personal sanitario puede dar apoyo si se sufren malos tratos. Cuando la víctima se encuentra en un momento de no saber con quién hablar o a quién acudir, se puede acudir al ámbito sanitario.

Los servicios sanitarios pueden ofrecer información y consejo, orientación en las dudas, apoyo personal, información sobre los derechos, asesoramiento sobre los recursos disponibles y acompañamiento y derivación según el caso; para contactar con alguno de los recursos existentes, ayuda para iniciar un proceso de denuncia, etcétera.

MEDIDAS DE AUTOPROTECCIÓN

Desde la Conselleria, también se presenta un folleto de Recomendaciones de Seguridad, con pautas para aumentar la protección de la mujer y de los hijos/as, e información de cómo actuar en caso de que fuera necesario.

En Internet, organismos oficiales ofrecen información sobre autoprotección, y otras informaciones relacionadas con la violencia de género, en sus sitios web. Por ejemplo, en www.violenciagenero.igualdad.mpr.gob.es/informacionUtil/autoproteccion/home.htm o en www.sinmaltrato.gva.es.

Como medida de seguridad se recomienda no dejar constancia de que se ha informado sobre este tema, porque si el maltratador se entera se podrían agravar los problemas. En este sentido, se recomienda evitar que tenga acceso a los documentos impresos, borrar bien el historial de navegación y de descargas digitales; y no guardar documentos, solo visualizarlos. Las páginas de organismos públicos que abordan la violencia de género suelen presentar un botón de ‘salida rápida’ y sistemas para que no se vea esa navegación.

Recuerda que, si sufres maltrato, o si conoces a alguien que pueda estar sufriéndolo, dispones de recursos para ser consciente de la situación y actuar.

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información