Es el tipo de enfermedad cancerígena de mayor incidencia a nivel mundial y tercera en España, con casi 29.000 casos al año

FUENTE: La Vanguardia

 

El cáncer constituye una de las principales causas de enfermedad del mundo, con más de 18 millones de nuevos casos previstos en el año 2018 (según cifras del último estudio GLOBOVAN publicado este mismo año). Y el futuro es aún peor: se estima que aumentará en un 70 % en 2035, hasta llegar a los 24 millones de casos aproximadamente.

De todos los tipos de cáncer, el de pulmón es el de mayor incidencia a nivel global, con más de 2 millones de casos al año. En España, su incidencia se sitúa en el tercer puesto por detrás del colorrectal y de próstata, con 28.635 casos estimados en 2017, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Esto significa que todo avance en el tratamiento del cáncer de pulmón supone una ventana de esperanza para mejorar la calidad de vida y la supervivencia de millones de personas en todo el mundo. En este contexto, investigadores españoles acaban de poner en marcha un ensayo clínico multicéntrico e internacional basado en investigaciones de laboratorio previas que han deparado resultados esperanzadores.

Terapias personalizadas

En línea con la orientación actual de la ciencia médica, este nuevo ensayo clínico avanza en el camino de la personalización de las terapias, poniendo el foco en un tipo de cáncer de pulmón causado por una determinada mutación genética cuyo control puede mejorar la eficacia de los tratamientos existentes.

En concreto, los investigadores del Instituto Oncológico Dr. Rosell (IOR) en el Hospital Universitari Dexeus (Barcelona) han puesto la diana en el EGFR (receptor del factor de crecimiento epidérmico, por sus siglas en inglés).

Se trata de una proteína presente en la superficie de algunas células que se activa cuando se une al factor de crecimiento epidérmico, emitiendo señales que inician los procesos de proliferación celular. En cáncer de pulmón esta proteína puede estar permanentemente activada a causa de la mutación, ocasionando una multiplicación excesiva y descontrolada de las células.

Retrasar la resistencia tumoral

“Hace tiempo que sabemos que en un determinado tipo de cáncer de pulmón las mutaciones en el gen de la proteína EGFR tienen mucha importancia, ya que ocasionan una división celular acelerada. Por eso ya existen fármacos que bloquean EGFR y que se utilizan como primera línea de tratamiento en este tipo de cáncer de pulmón. Desafortunadamente, el problema de estos fármacos es que no funcionan más allá de diez o doce meses, porque el tumor desarrolla mecanismos de resistencia”, explica el doctor Santiago Viteri, jefe clínico del mencionado Instituto Oncológico Dr. Rosell.

El ensayo clínico ahora puesto en marcha surge de una investigación de Pangaea Oncology, el laboratorio de oncología asociado al IOR. Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista Journal of Thoracic Oncology, especializada en cáncer pulmonar.

Los experimentos de laboratorio sugieren que combinar el mencionado fármaco bloqueador del gen EGFR con una vacuna contra el EGF (factor de crecimiento epidérmico) “alarga la efectividad del tratamiento y retrasa la aparición de mecanismos de resistencia en las células tumorales, lo que incrementa su efectividad”, indica el doctor Viteri.

Lo que persigue el ensayo clínico, que han denominado EPICAL, es determinar que esta mejora en la eficacia del tratamiento en líneas celulares de laboratorio también se produce en pacientes reales. “Si fuera así, evitaríamos la progresión de la enfermedad durante más tiempo, retrasando la aparición de síntomas y la necesidad de aplicar otros tratamientos más agresivos como la quimioterapia”, vaticina el jefe clínico del Instituto Oncológico Dr. Rosell.

“La gran ventaja -añade- es que esta vacuna ya se ha evaluado en ensayos clínicos previos y sabemos que apenas tiene efectos secundarios, lo que es muy importante de cara a su eventual confirmación como terapia”.

En el ensayo clínico EPICAL, que se ha puesto en marcha este pasado mes de julio participan cinco hospitales (4 españoles y 1 colombiano) y está coordinado por la doctora Niki Karachaliou, del IOR en el Hospital Universitari Dexeus.

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información