El MICOF ha organizado una conferencia para saber cuándo estos complementos alimenticios son de calidad y cómo aplicarlos en la práctica desde la oficina de farmacia.

El vocal de Alimentación del Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (MICOF), Vicente Brull, ha presentado la conferencia titulada ‘Probióticos, porque no todos son iguales. De la evidencia científica a la práctica’, en la que los farmacéuticos han adquirido los conocimientos necesarios para un correcto uso de los probióticos, en especial, según ha señalado Brull, “sobre aquellos que tienen un aval científico demostrado y que, por tanto, pueden ser administrados desde las farmacias”. En ella, también se ha hablado de los prebióticos, los cuales, en muchos casos, pueden convertirse en grandes aliados de los probióticos en la lucha por fortalecer el sistema inmune.

Como ponentes, ha participado la Dra. Laura Isabel Arranz, dietista-nutricionista especializada en dolor crónico, trastornos gastrointestinales y control de peso, además de profesora asociada de la Universidad de Barcelona; la Dra. en ciencias y Dietista-Nutricionista Lucía Redondo, especialista de la Unidad de terapia nutricional y salud integrativa del Instituto Valenciano Digestivo; y Jesús Sanchis, director de la Unidad de terapia nutricional y salud integrativa del Instituto Valenciano Digestivo y Dietista-Nutricionista de la Academia Valencia Club de Fútbol.


La doctora Arranz ha incidido en términos como microbiota, microbioma o disbiosis y en sus respectivas aplicaciones, así como en las directrices de evaluación de calidad de los complementos alimenticios. También ha destacado que para garantizar “la eficacia y calidad” de los complementos alimenticios “se realizan ensayos aleatorios de doble ciego hasta fase dos”. Con respecto a la evidencia científica ha explicado que, a través de ciertos estudios, se observa “una reducción de los días con dolor crónico”, mejorando la calidad de vida del paciente.

Por su parte, Jesús Sanchis ha hablado de la salud integrativa que consiste en tratar el intestino para “disminuir” el número de patologías que puedan sufrirse. A través de la alimentación y de ciertas técnicas culinarias, ha explicado que se obtienen metabolitos beneficiosos, especialmente el butirato, “para mejorar la salud funcional”.

Por último, la doctora Redondo ha destacado, entre otras cosas, que la ingesta de antibióticos y la occidentalización termina afectando negativamente a largo plazo en la microbiota intestinal del paciente y es a través de hábitos alimenticios saludables como puede contrarrestarse.

La conferencia ha tenido lugar en el Salón de Actos del MICOF y ha contado con la colaboración de Faes Farma.

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información