Los medicamentos por norma general deben tomarse con agua ya que otros alimentos pueden modificar los efectos que los medicamentos producen en el cuerpo.

Un clásico en interacciones es el zumo de pomelo, y junto a él, los cambios de pH, las vitaminas C y K. Los medicamentos por norma general deben tomarse con agua ya que otros alimentos pueden modificar los efectos que los medicamentos producen en el cuerpo.

Zumo de pomelo

Los medicamentos que tienen un metabolismo oxidativo a nivel citocromo P450 pueden interaccionar con el zumo de pomelo por la presencia de flavonoides, en concreto la naringina, que se adhieren a las isoenzimas de este citocromo y afecta al funcionamiento de éstas. La naringina, al ser un potente inhibidor, puede provocar entonces una reducción en la eliminación del medicamento y por tanto aumentar las concentraciones de medicamentos en el organismo, pudiendo derivar en toxicidad.

  • Psicolépticos benzodiazepinas (alprazolam, diazepam, lorazepam y zolpidem).
  • Bloqueantes del calcio (nifedipino, nicardipino y nimodipino).
  • Antihistamínicos (astemizol y terfenadina).
  • Estatinas (atorvastatina, lovastatina y simvastatina).
  • Inmunosupresores (ciclosporina y tacrolimus).
  • Antiviral (saquinavir).

Alimentos que modifican el pH

Como sucede con los arándanos, modifican el pH intestinal, pudiendo incrementarlo o disminuirlo.

En los alimentos que se obtiene un pH alcalino, se produce un aumento de la absorción de medicamentos por reabsorción renal.

  • Antiarrítmico (quinidina).

Alimentos con vitamina C

Las naranjas y los limones son uno de los pocos ejemplos de alimentos con vitamina C. Esta vitamina, favorece la tolerancia de algunos medicamentos ya que tiene la capacidad de neutralizar los radicales libres procedentes del oxígeno, por lo que es muy beneficioso.

  • Ácido acetilsalicílico.

Además, incrementa la absorción de algunos medicamentos favoreciendo el paso del Fe3+ a Fe2+, que es la forma absorbible por el organismo y aumentando la absorción a nivel intestinal por lo que se aumentarían los niveles plasmáticos. En este segundo caso, lo recomendado sería espaciar de dos a tres horas la ingesta entre alimentos con vitamina C y los medicamentos.

  • Antianémicos (hierro).
  • Antiácidos (hidróxido de aluminio).

Alimentos con vitamina k

Las verduras de hoja verde entre ellas las espinacas, las coles, la lechuga y el calabacín, junto con hígado y aceites vegetales son alimentos que contienen altos niveles de vitamina K. La vitamina K, aumenta las reacciones de oxidación y glucuronización, reduciendo notablemente los niveles en sangre y hasta en ocasiones, anular los efectos.

  • Antitrombóticos (acenocumarol y warfarina).

Se recomienda eliminar la presencia de alimentos que contengan cantidades apreciables de vitamina K.

El siguiente artículo va a tratar:

Como interacciona el potasio, el hierro, el sodio y el calcio que consumes con tu medicación.

 

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información