Desde el 2 de marzo, la Agencia Española del Medicamento obligó a los proveedores de mascarillas a abastecer sólo a centros sanitarios en detrimento de otros establecimientos, lo que ha dejado a los farmacéuticos en serio peligro frente al Covid-19.

FUENTE: La Razón

El envite del coronavirus ha hecho temblar los cimientos del sistema sanitario español. Tanto que la equidad y la igualdad ya son palabras que quedan en papel mojado, pues, tal y como ha podido saber LA RAZÓN, el Gobierno bloqueó desde principios de mes la distribución de material de protección sanitaria a las farmacias y, por tanto, a los ciudadanos de a pie.

En concreto, según un documento al que ha tenido acceso este diario, desde el pasado 2 de marzo, la Agencia Española del Medicamento (dependiente del Ministerio de Sanidad) informó a los proveedores y distribuidores de la obligación de «iniciar un procedimiento para someter la comercialización de mascarillas sanitarias a condiciones especiales adoptando como medidas provisionales las siguientes: Obligación de destinar con carácter prioritario la comercialización de mascarillas al abastecimiento de centros y servicios sanitarios en detrimento del suministro a otros establecimientos. Y, en segundo lugar, prohibición de comercializar mascarillas sanitarias fuera del territorio nacional».

La consecuencia directa de esta decisión avalada por el Ministerio de Sanidad ha sido que, en las últimas semanas, las farmacias españolas han quedado totalmente desabastecidas de cualquier tipo de material de protección, como mascarillas, guantes o geles hidroalcohólicos. «Tras recibir esta comunicación, teníamos absoluta obligatoriedad de, en caso de tener material, enviarlo a centros sanitarios como hospitales o ambulatorios y no a establecimientos como puede ser una farmacia, aunque lo cierto es que ya por aquel entonces era complicado disponer de este tipo de productos. De hecho, todo el material que hemos intentado conseguir en estos últimos días se ha parado en aduanas y se ha requisado», aseguran fuentes del sector de la distribución farmacéutica.

Farmacéuticos desprotegidos

Ante esta tesitura, y con los centros de salud abarrotados, el sector farmacéutico ha alzado la voz, ya que su situación también comienza a ser crítica por la falta de medios con la que se encuentran para atender a la avalancha de pacientes que ahora acude a la farmacia. «Estamos desprotegidosAtendemos directamente a muchos pacientes con síntomas de fiebre sin mascarilla y sin ninguna protección, tan solo confiando en que respeten la línea de seguridad que hemos marcado en la farmacia». Es la queja de una farmacéutica madrileña que describe la cruda realidad de muchos farmacéuticos, que están atendiendo las necesidades de un gran número de ciudadanos en total desamparo y poniendo en riesgo su propia salud.

Por ello, Luis González, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, COFM, ha hecho un «llamamiento a las administraciones y a las autoridades sanitarias para que no se olviden de los farmacéuticos de oficina de farmacia, ya que se trata del sanitario al que el enfermo acude en primer lugar, y distribuyan con urgencia material de protección, como mascarillas, guantes, gafas… si quieren seguir contando con nuestro personal en la primera línea de la atención ciudadana».

«Somos conscientes de que la prioridad ahora son los hospitales, pero no se puede dejar de lado a la farmacia, que se ha quedado totalmente desamparada», confiesan fuentes del sector, que hacen hincapié en que «la falta de previsión del Gobierno y la escasa información que se ha ofrecido ha hecho que lleguemos a esta situación de desprotección, porque hubo un momento en el que las farmacias tenían mascarillas y se vendían al ciudadano. En ningún caso se guardó ese material para uso propio de los farmacéuticos y distribuidores porque nadie nos informó de la gravedad de lo que estaba por venir». Y es que la falta de protección ya está provocando consecuencias en las boticas, pues, tal y como ha confirmado el COFM, «a día de hoy, sin ningún tipo de ayuda, desgraciadamente tenemos el conocimiento de que cuatro oficinas de farmacia de la red de la Comunidad de Madrid han comunicado su cierre temporal como consecuencia del coronavirus».

Cantidades imprescindibles

Ante la inminente llegada de material de protección, el sector de la distribución farmacéutica recibió el pasado viernes día 20 un escrito en el que se informaba de forma literal de que “debe asegurarse la continuidad en el suministro de medicamentos y productos sanitarios regulados por la Agencia Española del Medicamento, preservando en la medida de lo posible la actividad de todos los agentes del sector. Muchos de estos agentes necesitan acceso de esas materias primas, equipos materiales, auxiliares y consumibles para mantener su actividad. Una vez cumplida la obligación de informar, los fabricantes, importadores o distribuidores, podrán seguir suministrando las cantidades imprescindibles a aquellos clientes que lo necesiten”. De esta manera, “desde este viernes, si entrara material sí nos permitirían suministrar cantidades imprescindibles para aquellos clientes que lo necesiten para mantener su actividad, como por ejemplo las farmacias o los propios profesionales de la distribución”, advierten fuentes del sector.

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información