El Día Mundial sin Tabaco, 31 de mayo, llega este año con dos mensajes centrales: fumar aumenta el riesgo y disminuye la protección frente a la COVID-19 y hay que activar estrategias para que los jóvenes se alejen de un hábito totalmente nocivo para la salud.

FUENTE: EFE Salud

Entre las múltiples iniciativas contra el tabaco en este Día Mundial, destaca una acción conjunta de la Organización Médica Colegial (OMC); el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT); la Sociedad Española de Epidemiología; y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), en una edición cuyo lema este año es “Proteger a los jóvenes de la manipulación de la industria y evitar que consuman tabaco y nicotina”.

Los mensajes centrales son:

  • La COVID-19 es una enfermedad mucho más grave en fumadores que en no fumadores y de peor pronóstico.
  • Fumar y vapear aumenta el ritmo de contagios, ya que al exhalar el humo se expulsan gotitas respiratorias que pueden contener carga viral.
  • El uso de sistemas electrónicos de liberación de nicotina (ENDS) se ha convertido en un grave problema de salud pública.
  • Es preciso regular la promoción, publicidad y patrocinio para todos los productos, incluidos los cigarrillos electrónicos.
  • Hay que ampliar los espacios sin humo a coches, instalaciones deportivas y espectáculos al aire libre, andenes y paradas de autobuses, playas y piscinas comunitarias.
  • 56.000 muertes silenciosas se producen al año a causa del tabaco en España.

Cada año el tabaco mata en el mundo a 8 millones de personas (700.000 en Europa). El 50 por ciento de los fumadores fallece prematuramente por alguna causa relacionada con el tabaco.

Según la Encuesta ESTUDES, el 48, 4 % de los jóvenes entre 14 y 18 años ha fumado cigarrillos electrónicos.

El presidente de la OMC, Serafín Romero, pone el acento en el lema e este año, impulsado por la OMS, dirigido a “la juventud, la protección y la prevención para evitar el consumo de tabaco y su sustancia asociada adictiva que es la nicotina”.

En concreto, ha resaltado, se trata de “proteger a los jóvenes de la manipulación de la industria que intenta plantear un escenario de alternativa saludable, en una población diana” que no solo no ayuda sino encima favorece “el inicio del consumo”.

El doctor Andrés Zamorano, presidente del CNPT, ha comparado el tabaco con un virus: “Este virus tiene cura y tenemos una vacuna para el tabaco. Hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias y partidos políticos para que el posible cambio de la nueva legislación contemple que las 56.000 muertes que produce el tabaco son muertes más silenciosas y que no aparecen en los telediarios y que hay que tener en cuenta el proteger a los jóvenes de esta publicidad”.

La doctora Mª Rosa Arroyo, vicesecretaria del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, ha resaltado la relación tabaco y coronavirus: “Las  sustancias tóxicas del humo del tabaco disminuyen las defensas de los pulmones y facilitan que virus y bacterias los infecten;  eso es lo que hace que la COVID19 sea una enfermedad mucho más grave en fumadores que en no fumadores y de peor pronóstico”.

“Fumar y vapear -ha afirmado- aumenta el ritmo de contagios, porque al exhalar el humo se expulsan gotitas respiratorias que pueden contener carga viral, se mantienen en el aire en suspensión y contaminan superficies en su caída. Por eso no debería hacerse en terrazas o espacios públicos bajo las medidas de distanciamiento social recomendadas en general, si no específicas y mucho más restrictivas”.

Por tus huesos, no fumes

La Sociedad Española de Reumatología (SER), a través de la Fundación Española de Reumatología, ha lanzado la campaña de concienciación ‘Por tus huesos no fumes’, donde prescriptores de todo el país dan visibilidad a los daños que produce fumar en el sistema inmunitario y musculoesquelético, con motivo de la celebración, este domingo 31 de mayo, del Día Mundial Sin Tabaco.

El consumo de tabaco produce una progresión negativa y resultados adversos en los pacientes con enfermedades diversas como la COVID-19, el lupus, las cardiopatías, la diabetes, el cáncer y un largo etcétera de patologías que nada tienen que ver entre ellas salvo el efecto negativo del tabaco.

Esta campaña da visibilidad a los daños que produce fumar en el sistema inmunitario y musculoesquelético y en ella han participado como prescriptores Mercedes Milá, Pablo Carbonell, Ramón Freixa, Sandra Barneda, Anne Igartiburu, Ona Carbonell, Modesto Lomba, Juan Carlos Ferrero, Antonio Dechent y Carlota Corredera para denunciar que el tabaco mata a la mitad de sus consumidores en todo el mundo.

Esta pandemia silenciosa, informa la SER, constituye el principal problema de salud pública prevenible en los países desarrollados, según los datos de la OMS, siendo la primera causa de mortalidad y morbilidad evitable en España y el resto de países de nuestro entorno.

Según ha explicado el presidente de la Fundación Española de Reumatología y jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el doctor José María Álvaro-Gracia, “el tabaquismo aumenta el riesgo de padecer enfermedades autoinmunes sistémicas como el lupus que puede afectar a órganos vitales como el corazón, los pulmones o el riñón así como ser el principal factor ambiental que predispone a padecer artritis reumatoide, multiplicando por cuatro el riesgo de padecerla”.

La industria tabaquera y sus tácticas para captar jóvenes

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) ha recordado que este año la OMS alerta de las tácticas que la industria tabaquera, así como otras industrias afines, emplean para atraer a generaciones más jóvenes.

TOBACCOEXPOSURE es el nombre de esta campaña internacional que “servirá para desacreditar mitos y revelar las tácticas retorcidas empleadas por esas industrias”. La semFYC, siempre preocupada por el hábito del tabaquismo, no solo suscribe esta campaña, sino que la difunde para hacerse eco de la importancia de continuar vigilando los métodos de las tabaqueras para conseguir nuevos consumidores, se compromete.

COVID-19 y tabaco

El impacto negativo del consumo de tabaco en la salud pulmonar y su asociación causal con una gran cantidad de enfermedades respiratorias está ampliamente contrastado por la evidencia científica, afirma la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), en su comunicado con motivo del Día Mundial sin Tabaco.

Además, fumar también es perjudicial para el sistema inmune y su capacidad de respuesta a las infecciones, lo que hace que los fumadores sean más vulnerables a enfermedades infecciosas.

Tal es el caso de la actual pandemia provocada por la COVID-19. Aunque existen todavía pocos estudios, con los datos disponibles, se considera que fumar es un factor de riesgo para el contagio de la enfermedad y está asociado con un pronóstico adverso y una progresión más negativa y grave de la COVID-19.

Salud bucodental y tabaco

Las crecientes evidencias que relacionan el tabaquismo con un agravamiento de la COVID-19, así como lo identifican como un posible factor de riesgo para infectarse con el SARS-Cov-2, refuerzan aún más las medidas encaminadas a promover la deshabituación tabáquica.

Y en esta lucha frente al tabaco todo esfuerzo suma y toda ayuda puede resultar trascendental; así lo considera la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Fundación SEPA, destacando el papel que la consulta dental puede tener para facilitar el abandono de este hábito nocivo entre los pacientes que acuden al dentista.

“Si fumar era malo para la salud antes de la pandemia de coronovirus, ahora resulta una amenaza aún mayor”, asegura la Dra. Regina Izquierdo, periodoncista y directora de la revista ‘Cuida tus Encías’, quien reconoce que “dejar de fumar no va a ser una tarea fácil y, siendo realistas, difícilmente se consigue en un primer intento. Por eso mismo, en muchas ocasiones hay que plantearse ayuda externa”.

Siete acciones contra el tabaco

La Sociedad Española de Epidemiología recuerda que para lograr una generación joven libre de tabaco, es fundamental la aplicación del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaquismo e insiste en la implementación de las siguientes medidas político-sanitarias:

  • Adoptar el empaquetado neutro de los productos del tabaco y nicotina.
  • Regular la promoción, publicidad, fiscalidadel uso en los espacios públicos de los dispositivos susceptibles de liberación de nicotina, como son los cigarrillos electrónicos.
  • Prohibir el uso de aromas atractivos para los jóvenes en los dispositivos susceptibles de liberación de nicotina, del mismo modo que ya está prohibido en los demás productos de tabaco.
  • Aumentar el precio del tabaco y en particular de la picadura de liar para lograr su equiparación con el de las otras labores, así como de los cigarrillos electrónicos.
  • Prohibir la exhibición de productos de tabaco en películasprogramas de televisión y en las redes sociales.
  • Diseñar planes de prevención de consumo de tabaco y otras drogas entre la población juvenil.
  • Desarrollar programas de ayuda para dejar de fumar en edades tempranas.
Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos indicados en nuestra Política de Cookies. Aceptar Más información