Los repelentes de mosquitos como prevención frente a las picaduras de mosquitos.

Una de las preguntas más escuchadas durante el verano es: ¿por qué me pican los mosquitos? Y la respuesta suele ser “porque tengo la sangre más dulce”. Pero cabe destacar que estos insectos se sienten atraídos por algunos olores, el movimiento, el dióxido de carbono y el calor, siendo las hembras, las únicas que pican. Esto se debe a que necesitan la sangre para poder incubar los huevos que más tarde depositarán en un receptáculo con agua. Existe una gran variedad de mosquitos, pero, tanto el mosquito común (Culex pipiens) y mosquito del paludismo (Anopheles spp), autóctonos de España, como el mosquito tigre (Aedes albopictus) que ha colonizado algunas de nuestras comunidades como la Comunidad Valenciana, son los responsables de la mayor parte de las picaduras durante el verano.

El ruido que producen revoloteando sobre nuestra oreja, suele ser tan molesto como las propias picaduras, que aparecen entre los 5 a 10 minutos después de que el mosquito pique, dejando la zona enrojecida con relieve y picazón. Sin embargo, lo más preocupante de estos insectos es que son transmisores (vectores) de muchas enfermedades como el dengue, la malaria, el virus zika, la fiebre amarilla o el chikungunya, entre otros. En este sentido, hay que tener en cuenta que en cada país dispone de su propia fauna, por lo que puede haber diferentes especies de mosquitos, y, por tanto, transmitir diferentes enfermedades. La forma más sencilla de prevenir dichas enfermedades es evitar que los mosquitos piquen.

Existen diversos métodos para prevenir las picaduras:

  • Cubrirse la piel con prendas de manga larga, aunque finas para no sentir tanto calor y, en caso necesario, colocar los calcetines sobre los pantalones y estos, por encima de la camiseta.
  • Eliminar los hábitats en los que los mosquitos se pueden reproducir, como aquellos lugares donde se pueda quedar estancada el agua.
  • Cubrir piscinas o balsas llenas de agua con telas o mosquiteras durante el tiempo que no se utilice.
  • Cambiar el agua de los recipientes de los animales domésticos a diario.
  • Utilizar mosquiteras una vez abiertas ventanas y puertas, especialmente por el día cuando los mosquitos tigre tienen mayor actividad.
  • También se recomienda el uso de repelentes de mosquitos.

¿Cuál es el repelente de mosquito adecuado para mí?

Los repelentes de mosquitos en sus diferentes formatos -parches, toallitas, barra, roll-on, aerosol, pulseras- no son genéricos, por lo que cada persona deberá emplear un tipo según los ingredientes activos que contenga.

El formato que presenta el repelente de mosquitos depende de la edad de la persona, y las recomendaciones se indican a continuación:

  • Menores de 2 meses: no aplicar repelentes tópicos y se recomienda el uso de barreras físicas (mosquiteras).
  • Menores de 1 año: se debe priorizar el uso de las barreras físicas, evitando así los repelentes. Sin embargo, cuando la situación ambiental supone un elevado riesgo de transmisión de enfermedades por insectos, se recomienda la utilización de repelentes tópicos.
  • Niños menores de 12 años: se deben aplicar siempre bajo la supervisión de un adulto, no se recomienda el uso de pulseras antes de los 3 años debido al riesgo alto de ingestión con un máximo 3 aplicaciones diarias.
  • A partir de los 12 años: en cualquiera de sus formas y siempre según las preferencias de la persona. Las pulseras antimosquitos se recomiendan siempre combinadas con otro repelente en otro formato.
  • Embarazadas y madres lactantes: uso de repelentes tópicos, en cualquiera de sus formas, pero la concentración del principio activo del repelente debe estar controlada.

¿Cómo debo aplicarme el repelente de mosquitos?

Los repelentes de mosquitos protegen frente a las picaduras de insectos, por lo que recomendamos los siguientes consejos:

  • Aplícate primero el protector solar y 30 minutos después, el repelente.
  • Aplícatelo en las horas que más pican los mosquitos (a media mañana y a última hora).
  • Evita la zona de mucosas, párpados o labios, además de heridas y piel sensible.
  • Si tienen un formato automatizado, evita inhalar el producto y no lo apliques directamente en la cara. Viértelo primero en las manos y de ahí, en la cara.
  • En el caso de los niños, será un adulto el que aplique el producto.
  • Lávate las zonas donde has aplicado el producto con agua y jabón, cuando ya no haga falta el repelente.
  • Lávate las manos después de usarlo.

 

El repelente de mosquitos es un elemento indispensable para pasar un verano seguro y cómodo, al proteger frente a diversas enfermedades y al evitar la picazón típica de estos. Como ya hemos visto, existe una gran variedad que gira entorno a su composición y sus concentraciones, por lo que es el farmacéutico quien puede recomendar el idóneo para cada persona y ocasión. Es tan importante la elección del repelente de mosquitos como seguir las indicaciones del producto más adecuadas. Además, si te vas de viaje, es conveniente seguir las recomendaciones del centro de referencia de vacunación y prevención de enfermedades (véase el blog de vacunación) ya que, en conjunto con los repelentes de mosquitos, ejercen una protección muy amplia.

FUENTES:

  1. Prevenir las picaduras de mosquitos. Centre for Disease Control and Prevention.
  2. Enfermedades transmititdas por vectores. Organización Mundo de la Salud (OMS).
  3. Skin-applied repellent ingredients. United States Environmental Protection Agency (EPA).
Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos indicados en nuestra Política de Cookies. Aceptar Más información