Existen varios tipos de cáncer de piel, la mayoría fáciles de tratar si se detectan a tiempo.

FUENTE: La Razón

La piel es el órgano mas grande del cuerpo humano y su función principal es la de proteger de riesgos externos, como pueden ser bacterias, sustancias químicas y temperatura extrema. Por ejemplo, ante el frio, los vasos sanguíneos de la dermis, la segunda capa de la piel, se contraen para mantener la sangre caliente y enviar calor al cuerpo. También contiene una sustancia llamada melanina, un pigmento químico que defiende a las células de la piel de los rayos ultravioletas. Si una de estas células crece defectuosamente y se muestra como una mancha o un lunar poco normal, se puede estar frente a un cáncer de piel.

Existen varios tipos de cáncer de piel, la mayoría fáciles de tratar si se detectan a tiempo. Cuando tomamos el sol durante mucho tiempo exponemos la piel a rayos ultravioletas que provocan, en mayor o menor medida, una queratosis solar o un carcinoma basocelular, una lesión precancerosa que se puede curar. Otro tipo de cáncer, que suele ser letal es el melanoma.

Más del 80 por ciento de los melanomas localizados a tiempo admiten un tratamiento y se pueden curar. La Doctora Silvia Pérez Gala, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital la Luz de Madrid, asegura que “es fundamental la detección del melanoma antes de que sobrepase el límite de la epidermis, primera capa de la piel, ya que, en la dermis, segunda capa de la piel, están los vasos sanguíneos y linfáticos por donde las células cancerígenas pueden escaparse y originar las temidas metástasis”. El melanoma no solo aparece en la piel, también puede presentarse en ojos, boca, mucosa genital, perianal y en raras ocasiones en órganos internos.

Lesiones precancerosas como la queratosis y la queilitis actínicas son manchas rosáceas y ásperas que producen escozor, y aparecen en el labio inferior, pero también son frecuentes en el cuero cabelludo de hombres con alopecia que no se han protegido del sol durante años.

Se puede reducir el riesgo de padecer cáncer de piel si se limita la exposición a la radiación ultravioleta. Tomar el sol moderadamente y con precaución, los especialistas aconsejan utilizar fotoprotector 50+, pantalla total, El cáncer de piel es asintomático, no presenta dolor o cualquier otro síntoma de alerta, por lo que es muy importante que, ante cualquier cambio sospechoso en la piel, una mancha o un lunar nuevo que haya cambiado de forma, color o que sangre, se acuda al dermatólogo ya que la detección temprana de este tipo de cáncer hace que exista una mayor probabilidad de éxito en el tratamiento.

La Doctora Silvia Pérez Gala dice que “muchos de estos tumores los encontramos de casualidad cuando un paciente viene a consulta por otro motivo y lo exploramos” afirma la especialista desde el Servicio de dermatología del Hospital la Luz, centro que cuenta con el certificado “Protocolo Seguro COVID-19”, emitido por Applus+ tras comprobar las medidas higiénicas, técnicas organizativas y de control de acceso a sus instalaciones que ha adoptado para convertirse en un espacio seguro para trabajadores y pacientes.

Es importante que conozcamos nuestro cuerpo, que lo autoexploremos para controlar cualquier cambio en la piel, mancha o lunar, acudir a revisiones periódicas al especialista y protegernos de los rayos UVA y UVB con protección solar alta. Con estas recomendaciones se pueden evitar más del 90 por ciento de los cánceres de piel.

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos indicados en nuestra Política de Cookies. Aceptar Más información