Desde el Departamento de Formulación Magistral del laboratorio de Guinama, la farmacéutica Gema J. Cabañero ha sido la encargada de impartir el taller online dirigido a farmacéuticos sobre formulación magistral relacionada con los mosquitos y piojos. Un encuentro digital en el que se han realizado cuatro fórmulas magistrales en directo: un repelente de mosquitos, un roll-on natural post picaduras, un champú antipiojos y una loción repelente de piojos. La farmacéutica del MICOF, Cristina Prieto, ha moderado las diferentes preguntas y dudas que los farmacéuticos han planteado a lo largo del taller.

La primera formulación, es el repelente de mosquitos que tiene como principio activo el DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida) al 25% con una duración de 6h y se formula con esencial de citronela con efecto aromatizante y repelente, así como otros excipientes. Para su formulación, se debe emplear un vaso de precipitado con el doble de volumen total de la fórmula para que, durante la agitación, no sobresalga. Además, la incorporación de los ingredientes debe realizarse poco a poco para asegurar que todo quede mezclado adecuadamente. La fórmula resultante debe quedar transparente, aunque cuando se añade rápidamente el agua, puede quedar blanquecina y para revertirlo, se añade un poco de alcohol. Para favorecer la estabilidad de la fórmula, se debe conservar en un frasco opaco. En cuanto al consejo para el paciente, cuando se trata de niños mayores de 2 años, se recomienda aplicar en la mano y después esparcirlo por el rostro, nunca directamente.

El roll-on natural post picaduras se incorporan diferentes aceites esenciales como el aceite esencial del árbol del té, con funciones antisépticas-astringente con excipientes emolientes, hidratantes, nutrientes y reparadores de la piel. Entre los excipientes se encuentra también un gelificante, que permite que los aceites esenciales se puedan preparar en frío sin la necesidad de calentarse. El pH final adecuado debe ser de 4,5-5, pero no debe entrar en contacto con las mucosas.

El champú antipiojos en espuma tiene como principio activo un biocida denominado permetrina (piretrina sintética) recomendado, especialmente para este tipo de parásitos, por la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque se tenderá a utilizan productos más naturales para prevenir las resistencias a la permetrina. Además, cuenta con el aceite del árbol del té, perfume y junto con un co-solvente para ayudar a solubilizar los aceites y perfumes. La base de espuma puede tener un pH bajo 2-3, por lo que se utilizará la trietanolamina para incrementarlo (pH 5,5) con el fin de que sea apto para la piel y compatible con los ingredientes. Para evitar que se forme espuma durante la formulación, esta se incorpora al final y agita lentamente. El frasco deberá ser opaco, con bomba en el dosificador para crear la espuma y con un regulador que puede variar la cantidad que se aplica. Las recomendaciones al paciente incluyen utilizar guantes y colocar una toalla sobre el rostro del niño para evitar ser ingerido. Se aplica directamente en el cabello seco y aclarado con agua fría, aunque si se prefieren se puede lavar el cabello, pero con un champú muy suave. Secar con toalla, pero no con el secador porque puede alterar y debilitar el pediculicida y, por lo tanto, hay riesgo de reinfestación. Una vez finalizado el tratamiento, debe repetirse a los 7 días.

La última formulación ha sido la loción repelente de piojos, cuya función es repeler y evitar la reinfestación de los piojos en el cuero cabelludo. Para esta formulación, se emplea aceite esencial del árbol del té. Junto a este aceite esencial, se incorporan un humectante, un disolvente-emoliente y en una base fluida sobre la que se va a formar la loción con buenas capacidades de dispersión por lo que dejara de tener la sensación de pelo graso. Debido a que los ingredientes son muy incompatibles entre sí, el orden de su incorporación es crucial para una correcta formulación.

Una vez terminada cada formulación, se procede a un control de calidad en el que se comprueban las características organolépticas, el pH (con un pHmetro) y el contenido (refiriéndonos a la cantidad final del producto). Y es que es deber de la Farmacia Comunitaria cerciorarse de que las formulaciones que se dispensan son seguras, por ello deben cumplirse ciertas normas para su comercialización. En el caso de las formulaciones de repelente de mosquitos y champú antipiojos, al ser sustancias biocidas, se rigen bajo la legislación que se aplica a los productos biocidas Reglamentos (UE) Nº 528/2012 del Parlamento Eurpeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2012. Mientras que el roll-on natural post picaduras y la loción repelente de piojos se rigen por el reglamento de los cosméticos.

Por último, se ha proporcionado a los colegiados un temario más detallado que trata sobre los mosquitos, así como las enfermedades que estos transmiten, los piojos y los diferentes tipos de picaduras.

 

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos indicados en nuestra Política de Cookies. Aceptar Más información