Expertos del instituto armando y farmacéuticos intercambiarán información y formación para mejorar la protección de personas mayores, víctimas de violencia de género y menores en situación de riesgo, así como para prevenir la desaparición no voluntaria de personas.

El Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (MICOF) y la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia han firmado un procedimiento operativo de colaboración, en el marco del Plan Mayor de Seguridad, con el objetivo de prevenir, paliar y combatir las principales amenazas a la seguridad de las personas mayores, así como fomentar, dentro de nuestra provincia, el clima de confianza entre los mayores y la Guardia Civil para impulsar la autoprotección y favorecer la denuncia de delitos y cualquier otro tipo de situación de riesgo o desamparo del que puedan ser víctimas.

En concreto, el Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, D. Amador Escalada Sánchez ha informado de que se han establecido una serie de medidas concretas de actuación “como la información preventiva específica dirigida a las personas mayores, a través de charlas informativas y actividades de prevención, formación y sensibilización con el objetivo de fomentar una mayor seguridad integral de las mismas; la formación, orientación, asistencia técnica y apoyo al profesional de la salud que trabaja en el entorno de las personas mayores; y el perfeccionamiento de la respuesta policial con las personas mayores complementada con la participación de la figura del farmacéutico”, ha explicado.

Por su parte, el presidente del Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia, Jaime Giner ha señalado que la farmacia comunitaria “es mucho más que un es espacio de salud, es un lugar donde convergen muchos ciudadanos de edades avanzadas en busca de soluciones no solo de salud sino en su día a día” y ha indicado que esto se debe principalmente “a la cercanía del farmacéutico como profesional sanitario de proximidad, disponible en un amplio horario los 365 días del año”.

Este acuerdo, a juicio de Giner, “estrecha las relaciones entre ambas instituciones y aúna esfuerzos para emprender iniciativas conjuntas”, entre ellas el refuerzo de las labores policiales de protección y auxilio a aquellos colectivos sociales más vulnerables, como las personas mayores, las víctimas de violencia de género o los menores de edad en situaciones de riesgo como los malos tratos o el alcoholismo, “aprovechando el potencial del profesional farmacéutico como un agente de salud cercano y accesible a la población”, ha señalado.

En materia de violencia el Colegio de Farmacéuticos de Valencia ya fue pionero en 2005 en la defensa de la mujer maltratada, cuya campaña fue premiada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en 2006. Labor que ha continuado con numerosas acciones como la puesta en marcha del Protocolo de Detección de la Violencia de Género desde la Farmacia Comunitaria o la iniciativa #Mascarilla19 llevada a cabo en coordinación de la Delegación de Gobierno y la Policía Local de Valencia durante el estado de alarma por la pandemia del Covid-19.

Aparte de la firma del convenio, centrado en la prevención y mejora de la seguridad de los mayores, durante la reunión se trataron otros temas de interés como la autoprotección de las farmacias ante robos o huertos, la coordinación de ambas entidades en el control y vigilancia ante el transporte ilegal de medicamentos que pueden conllevar un delito de salud pública, la detección de recetas falsas y la concienciación del uso indebido de medicamentos entre los jóvenes como en el caso de las benzodiazepinas, que utilizados bajo prescripción médica no presentan riesgos, pero que son consumidos en este país en grandes dosis y mezclados, además, con hachís, alcohol o pegamento, lo que puede llegar a provocar alucinaciones y conductas psicópatas.

Agradecemos que la Comandancia de la Guardia Civil tome en consideración la opinión de los farmacéuticos, no solo en cuanto a la detección de casos de violencia de género, sino como expertos en medicamentos a la hora de concienciar a la población sobre el uso indebido de determinados fármacos que pueden llegar a ser peligrosos si no se consumen bajo prescripción de un médico y control de un farmacéutico”, ha manifestado Jaime Giner, quien ha confiado que este sea el inicio de una “colaboración muy fructífera para guardias civiles, farmacéuticos y, especialmente, ciudadanos”, ha concluido.

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos indicados en nuestra Política de Cookies. Aceptar Más información