La labor de las farmacias puede activarse una vez que un paciente informa a su farmacéutico de confianza sobre algunos de los síntomas más comunes

FUENTE: DiarioFarma

El Colegio Oficial de Farmacéuticos (COF) de Valencia ha incidido, con motivo de la celebración del Día Europeo de la Salud Prostática, que tiene lugar cada 15 de septiembre, en la importancia del papel que desarrolla el profesional farmacéutico en esta área, ofreciendo información personalizada a los ciudadanos sobre la prevención y detección de problemas relacionados con alteraciones prostáticas.

Vicente Colomer, vocal de Farmacia Comunitaria del COF, ha defendido que, ante la gravedad de algunas patologías prostáticas, "hay que prestar una especial atención a una serie de signos y síntomas que pueden sugerir la existencia de hiperplasia benigna de próstata".

La labor de las farmacias puede activarse, relatan desde la entidad colegial, una vez que un paciente informa a su farmacéutico de confianza sobre algunos de los síntomas más comunes, como son levantarse por la noche varias veces a orinar; tener problemas para comenzar la micción; notar un goteo incontrolado que no se puede detener, acompañado de la sensación de haber vaciado la vejiga de forma incompleta, o sufrir de urgencia urinaria.

En cuanto a la actuación del profesional de la oficina de farmacia, esta deberá limitarse a "valorar si los síntomas pueden estar relacionados con la ingesta de determinados fármacos", para, en caso contrario, "derivarlo al médico especialista".

A este respecto, recuerdan que algunos anticatarrales que contengan antihistamínicos o descongestivos pueden empeorar o exacerbar los síntomas que se asocian a problemas relacionados con la próstata. Esto ocurrirá, principalmente, con aquellos con propiedades anticolinérgicas y diuréticas. "Los farmacéuticos, además de ser los profesionales que mejor conocemos la situación sanitaria y social de nuestros pacientes, somos especialistas del medicamento. Por ello, y para evitar efectos adversos o desestimar síntomas urológicos que pueden guardar relación con la próstata, es fundamental saber qué tipo de tratamiento está siguiendo el paciente", apunta el vocal. Por eso, desde la institución colegial insisten en que si el farmacéutico pudiese acceder a la historia clínica del paciente "se evitarían muchos problemas de salud".

Otra posible función del farmacéutico comunitaria es la de realizar el seguimiento farmacológico de los pacientes, con el objetivo de que estos no abandonen su tratamiento. Recuerdan que son muchas las farmacias de la provincia de Valencia que ofrecen el servicio de preparación de sistemas personalizados dosificación (SPD). "Estos dispositivos, que superan en condiciones de conservación y estabilidad a los pastilleros, ayudan a la adecuada toma de los medicamentos prescritos por el médico y evita olvidos, ya que los pacientes con cáncer de próstata suelen estar polimedicados y al día pueden tomar mucha medicación", destacan desde el COF.

Además de estas cuestiones, lanzan una serie de recomendaciones relacionadas con el estilo de vida de los pacientes, que pueden conllevar una mejora de los síntomas urológicos. Entre ellas: reducir el estrés; procurar no beber dos horas antes de acostarse y, a lo largo del día, beber pequeñas cantidades de líquidos y no de una sola vez; evitar las bebidas alcohólicas o aquellas que contengan un alto contenido en cafeína; llevar una dieta rica en fibra para prevenir el estreñimiento y realizar ejercicio físico moderado en el que se incluyan ejercicios pélvicos que fortalezcan la musculatura abdominal.

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos indicados en nuestra Política de Cookies. Aceptar Más información