Artículo de opinión de nuestro Presidente, Jaime Giner, publicado en el Anuario para la sanidad y el medicamento

Los Colegios Oficiales son la principal garantía de la buena praxis. Son de vital importancia para defender el desarrollo de un ejercicio profesional y garantes para que esté se realice ajustándose a los estándares de calidad. Sobre todo aquellos que como el Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia se caracterizan por velar por la mejora de la salud de la sociedad. Nuestro deber como institución pasa por defender la profesión y los intereses profesionales de todos los colegiados así como por cuidar la excelencia de la actuación de los profesionales en su cometido de contribuir al incremento del bienestar y la salud de la población.

Los farmacéuticos somos profesionales del medicamento, preparados para prevenir la enfermedad y contribuir a la mejora de la salud del ciudadano. Cada año ofrecemos más de 180 millones de consejos sanitarios, mediante las numerosas campañas sanitarias que van dirigidas a la población. De hecho, el farmacéutico es el profesional sanitario más cercano. Y en él la población deposita su confianza a la hora de combatir la enfermedad. Debemos pasar de curar al paciente a cuidarlo.

La sociedad actual nos demanda nuevos desafíos asistenciales que se traducen en nuevos cambios en la profesión farmacéutica. La farmacia avanza y evoluciona como espacio de salud, en el que los servicios profesionales farmacéuticos desempeñarán un papel fundamental en la atención del paciente. Pero nuestra contribución no sólo debe estar en el desarrollo de los servicios profesionales farmacéuticos sino que debe pasar por la integración de la farmacia comunitaria en el sistema de salud. Porque el presente y el futuro de nuestra profesión pasa por potenciar la sostenibilidad de nuestro Modelo Sanitario.

La farmacia valenciana se erige como uno de los mejores ejemplos de asistencia sanitaria y farmacéutica. Mediante nuestro trabajo, podemos conseguir que el paciente sea cada vez más autónomo y más sano. No obstante, los frecuentes impagos de los últimos años unido al descenso de ventas y del margen de las farmacias han hecho que hayan pasado momentos difíciles, y sin embargo la asistencia prestada a los ciudadanos no se ha visto resentida en ningún momento.

Durante 2015 hemos trabajado duramente para conseguir la modificación del DL 2/2013 de la Comunidad Valenciana sobre Prestación Farmacéutica, puesto que esté impedía ejercer nuestras libertades y suponía una mordaza para la profesión de la que nos libraremos en breve. La modificación de este decreto nos ha permitido la negociación, junto con el resto de colegios profesionales farmacéuticos de la Comunidad Valenciana, de un nuevo concierto entre la Administración y las Oficinas de Farmacia, que beneficie a todas las partes, y que mejore, aún más si cabe, el servicio que prestamos a los ciudadanos. La tarea no ha sido fácil, durante meses los grupos de trabajo del MICOF, junto con CONFAR, SEFAR y SEFAC han realizado una gran labor. También, hay que destacar la colaboración del resto de asociaciones; como el Sindicato Libre, FORO y AFARCOVA que han aportado sus ideas para aunar criterios y hacer de este concierto, un concierto de consenso.

La Administración debe apostar por el farmacéutico como profesional, y como tal integrarle en el sistema sanitario y que el futuro pase por una colaboración multidisciplinar entre los diferentes profesionales sanitarios. Desde el MICOF pensamos que hay que tender puentes, sumar esfuerzos, buscar puntos de encuentro, porque la unión es la clave para fortalecer la profesión. Por ello, el Colegio debe dar las herramientas para que esa colaboración entre profesionales de diferentes niveles asistenciales sea posible y en ese camino estamos.

El farmacéutico está preparado y motivado, sólo falta que el sistema cuente con él y le permita aportar sus conocimientos para el bien común. Como farmacéuticos tenemos la oportunidad de ser un gran aliado para la promoción de la salud. Por eso, desde el MICOF apostamos por una escucha activa, atendiendo las demandas de la sociedad y manteniéndonos siempre abiertos a escuchar, y colaborar. El reto, sin duda, está en la aproximación al resto de profesionales sanitarios para buscar sinergias que redunden en la mejor atención a los ciudadanos.

Cómo sabéis, cerramos un 2015 lleno de cambios en positivo y trabajamos para que 2016 sea inolvidable ya que viene marcado por la celebración del  575 aniversario de nuestra creación y el centenario de la celebración de la concesión del título de Muy Ilustre. Nos enorgullece ser el Colegio Profesional más antiguo y nuestra trayectoria histórica nos hace esforzarnos cada día más para ser referente tanto a nivel nacional como internacional en la defensa de los intereses profesionales de los farmacéuticos en todas y cada una de las modalidades de ejercicio profesional en las que está presente. Queremos ser la voz de los farmacéuticos valencianos, y aunque sabemos que nos queda un largo camino por recorrer, continuaremos trabajando con el empeño, el tesón y la ilusión que hemos demostrado desde el primer momento para que no existan facturas pendientes.

 

Jaime Giner Martínez
Presidente del Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información