La aprobación en el año 2011 de la Directiva que establece un código comunitario de medicamentos va a tener importantes consecuencias para prevenir la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal y, en el caso de los farmacéuticos, va a suponer un excelente aliado para desburocratizar las farmacias, porque hará innecesario recortar el actual cupón- precinto para facturar las recetas.

Quizá podamos preguntarnos porqué algo tan bueno se viene retrasando tanto y la respuesta es que esa Directiva estaba pendiente de un Reglamento de obligado cumplimiento en toda la Unión Europea, que se ha aprobado en el pasado mes de enero, y que hay que aplicar en un límite máximo de tres años.

En este Reglamento de Actos Delegados se prevé la creación de un Sistema Español de Verificación de Medicamentos que es fundamentalmente una base de datos que mantendrá la industria farmacéutica, los almacenes de distribución y el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos.

Respondiendo a la pregunta de, ¿Por qué cuando el sistema esté implantado ya no será necesario recortar el cupón-precinto en la dispensación? Hay que indicar que cada envase de un medicamento estará identificado dentro de su lote con un número, por lo que una vez dispensado no será posible volverlo a dispensar, y no puede ser confundido con ningún otro medicamento.

El esquema de funcionamiento del Sistema Español de Verificación aparece en el siguiente gráfico:

Por tanto, estamos ante una excelente noticia para nuestras farmacias, pero, como todo lo bueno, se hará esperar, aunque en este caso el plazo ha sido tasado y habrá que cumplirlo.

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información