Unas gafas solares adecuadas pueden protegernos los ojos y evitar problemas oculares

En verano prestamos mucha atención a proteger nuestra piel con el uso de protectores solares. Sin embargo, por lo que respecta a las gafas de sol, nos dejamos llevar por la moda a la hora de elegir unas gafas de sol y no somos conscientes de que no utilizar unas lentes adecuadas hoy puede acarrearnos problemas el día mañana.

En este sentido, aunque es aconsejable utilizar gafas de sol homologadas en días soleados, es vital utilizarlas durante la época estival donde los efectos nocivos de los rayos solares para nuestros ojos se incrementan.

Cada ojo es diferente, y no reaccionan de la misma manera antes las radiaciones. Por ello hay que tener en cuenta que factores como la edad pediátrica, el color de ojos claro y la cirugía ocular previa, pueden aumentar la susceptibilidad a padecer problemas como conjuntivitis, queratitis, irritación, enrojecimiento, sensación molesta, en algunos casos visión borrosa y dolor.

Para concienciar a la población de los problemas del sol en los ojos, el Consejo General, a través de la Vocalía Nacional de Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica, ha puesto en funcionamiento la campaña sanitaria "Vive el Verano pero cuida tus ojos".

A través de esta campaña los farmacéuticos se destacan una serie de recomendaciones como:

  • Utilizar gafas de sol adecuadas que reunan unos requisitos de seguridad y filtrado adecuado a las radiaciones perjudiciales.
  • Comprar las gafas de sol en establecimientos sanitarios. Ya que en estos lugares nos ofrecen la seguridad de que el producto cumple con todas las garantías.
  • Las lentes no deben tener aristas, ni estar arañadas o deformadas ya que pueden producir alteraciones cromáticas.
  • Evitar las horas de máxima radiación, especialmente para las personas que trabajan al aire libre.
  • Extremar la protección en pacientes que han sido sometidos a cirugías oculares.
  • Protegernos especialmente con gafas de sol polarizadas de las superficies que reflejan la luz solar como el mar o la arena clara.
  • Vigilar el uso de algunos medicamentos antihistamínicos, antibióicos, quimioterápicos, anticonceptivos, antisoriásicos y tranquilizantes.
  • Finalmente, tener en cuenta la tonalidad de las lentes, unas lentes muy oscuras, pero de mala calidad no nos protegen de las lesiones ocasionadas por el sol, porque sólo afectan a la luz visible y no a la ultravioleta, sin embargo unas lentes claras pero de buena calidad filtran la luz ultravioleta adecuadamente. Además las lentes oscuras, pero de mala calidad harán que se dilate más nuestra pupila y penetre aún más la luz ultravioleta en nuestros ojos.

 

Aquí podéis descargaros la infografía informativa de la campaña para que podáis trasladar a la población las indicaciones oportunas para evitar la aparición de lesiones oculares.

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información