Con la llegada del otoño es habitual encontrarnos un mayor número de cabellos depositados en la almohada, en la ducha o en el cepillo. Sin embargo, es algo normal y de lo que no tenemos por qué alarmarnos.

Hay que tener en cuenta que durante el otoño realizamos lo que podríamos llamar la renovación capilar. Durante un período de tres a seis meses se produce una caída mayor del pelo para que nuestro organismo pueda sustituirlo por cabello sano.

Por ello no debemos de preocuparnos. Según indican los expertos, una persona adulta tiene entre 100.000 y 150.000 pelos en la cabeza de los cuales al día se caen una media de entre 80 y 100 de forma natural para renovarse. Estaríamos hablando de un problema de alopecia cuando la cifra de pérdida o caída ronde los 150 cabellos al día.

Es en ese caso y no antes cuando deberemos acudir a nuestro médico de cabecera para que sea este quién nos derive al especialista que nos aconsejará el tratamiento más eficaz

¿Qué factores pueden influir en la caída de mi cabello?

Durante el verano nuestro cabello ha estado expuesto al sol, a una sudorización excesiva y al contacto continuo del agua del mar y de la piscina. Estos factores provocan daños en los folículos pilosos que desembocan en un debilitamiento y adelgazamiento del cabello.

Además, llevar una mala alimentación pobre en nutrientes, el estrés, la depresión, la anemia o dar a luz que empeoran la salud de nuestro cabello.

 

¿Qué me recomienda MICOF para cuidar mi pelo?

  • Sigue una alimentación sana y equilibrada que te aporte todos los nutrientes que necesita el organismo. Esta debe ser rica en verduras, frutas, pescado, legumbres, frutos secos, carne y aceite de oliva.
  • Disminuye el estrés. Para ello puedes hacer uso de plantas medicinales como la valeriana.
  • Realiza ejercicio físico. La actividad física moderada libera endorfinas y disminuye el estrés y la ansiedad.
  • Usa productos que frenen la caída del cabello; champús, lociones, etc.
  • Lávate el pelo con agua templada. El agua caliente deteriora el cabello.
  • Evita siempre que puedas el secador y en el caso de utilizarlo que sea manteniendo una distancia mínima de 30 cm.
  • Cepilla el pelo de forma suavemente sin tirones y evita hacerte coletas de forma habitual ya que apretar el cabello aumenta el riesgo de que se quiebre.

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información