En este tercer artículo sobre la relación entre deterioro cognitivo y enfermedades inflamatorias inmunomediadas o IMID (por sus siglas en inglés: Inmune Mediated Inflammatory Diseases), que se inició con artritis reumatoide y continuó con lupus eritematoso sistémico, se abordará la psoriasis. Aunque clásicamente se ha considerado la psoriasis una patología de la piel, en la actualidad se entiende como un trastorno inflamatorio multisistémico crónico asociado a diversas comorbilidades que implican enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, trastornos psiquiátricos e incluso otras enfermedades inflamatorias.

Recientemente, se ha destacado la alteración progresiva del estado cognitivo en pacientes con psoriasis. De hecho, se ha observado que, en comparación con la población general, un mayor número de pacientes con psoriasis presentan deterioro de la función cognitiva, especialmente en memoria verbal a largo plazo, capacidad de atención y funciones ejecutivas. No obstante, por el momento no se ha consensuado si guarda relación con la duración, el estado o la severidad de la enfermedad.

Se ha visto que la combinación de determinados factores de riesgo – como los problemas cardiovasculares, la resistencia a la insulina o el componente inflamatorio – en pacientes con psoriasis moderada o grave, puede influir en el deterioro cognitivo, pues contribuyen a la neuroinflamación, el daño neurovascular y el estrés oxidativo.

Aunque todavía se sigue investigando sobre el modo en que se establece la relación entre el sistema nervioso y la piel, destaca el papel de la inflamación. Se ha propuesto que, como consecuencia de la inflamación periférica que caracteriza la psoriasis, se produce una cascada inflamatoria a nivel de la microglía que amplifica la señal inflamatoria en el sistema nervioso, lo que repercute en la plasticidad neuronal y favorece la neurodegeneración. Esta teoría se apoya en la creciente evidencia del papel que juega la neuroinflamación en la enfermedad de Alzheimer. De este modo, la participación de determinadas citoquinas, quimoquinas y mediadores de la inflamación en la integridad neuronal, puede tener repercusiones en funciones como la memoria o el aprendizaje.

Por otra parte, algunos estudios han demostrado una superposición genética entre psoriasis y enfermedad de Alzheimer. Debido a que la psoriasis suele aparecer a edades más tempranas, resulta plausible pensar que los efectos de la enfermedad deriven en Alzheimer. En concreto, se han observado coincidencias en el sistema antígeno leucocitario humano o HLA (por sus siglas en inglés: Human Leukocyte Antigens). Asimismo, la apolipoproteína E (Apo E) ha sido identificada tanto en psoriasis como en enfermedad de Alzheimer, por lo que también podría ser uno de los puntos unión entre ambas patologías.

En otros estudios también se ha valorado el beneficio antiinflamatorio de determinados tratamientos sistémicos empleados en pacientes con psoriasis, los cuales podrían repercutir positivamente en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer; por ejemplo: acitretina, metotrexato, ciclosporina o algunos medicamentos biológicos.

Aunque todavía es necesario seguir investigando al respecto, la detección temprana de deterioro cognitivo en pacientes con psoriasis sería de ayuda en el manejo y tratamiento de la enfermedad y permitiría el desarrollo de estrategias para la prevención primaria de la demencia.

Fuentes:

  1. Colgecen E, Celikbilek A, Keskin DT. Cognitive Impairment in Patients with Psoriasis: A Cross-Sectional Study Using the Montreal Cognitive Assessment. Am J Clin Dermatol. 2016.
  2. Gisondi P, Sala F, Alessandrini F, Avesani V, Zoccatelli G, Beltramello A, et al. Mild cognitive impairment in patients with moderate to severe chronic plaque psoriasis. Dermatology. 2014;228(1):78
  3. Padma K, Nanaware SS, Yadiyal A, mathai PJ. Cognitive impairment in patients with psoriasis: a clinical study in teaching hospital. J Family Med Prim Care 2020.9(8):4001-4004.
  4. Innamorati M, Quinto R, Lester D, Iani l, Graceffa D. Cognitive impairment in patients with psoriasis: A matched case-control study. J Psychosom Res 2018;105:99.105
  5. Marek-Józefowicz L, Jaracz M, Placek W, Czajkowski R, Borkowska A. Cognitive impairment in patients with severe psoriasis. Postepy Dermatol Alergol 2017;34:120–5.
  6. Kim M, Park HU, Lee SH, Han K, Lee JH. Increased risk of Alzheimer’s disease in patients with psoriasis: a nationwide population-based cohort study. Sci Rep. 2020 Apr 15;10(1):6454.

 

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas