Los servicios jurídicos de los boticarios están preparando una denuncia formal para solicitar que la Conselleria de Sanidad investigue la situación

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia ha trasla­dado ya a la Conselleria de Sanidad un informe en el que alerta de la exis­tencia de clínicas veterinarias que suministran medicamentos a sus clientes fuera de los preceptos regu­lados en el decreto de 2012 que establece el funcionamiento de este ám­bito.

En concreto, las clínicas que no hayan sido autorizadas por Sanidad como comercial minorista y cuenten con un farmacéutico a cargo de los medicamentos, únicamente pueden suministrar fármacos a las mascotas en sus instalaciones y proporcionar las medicinas para seguir su trata­miento, pero no vender medicación crónica como antiepilépticos, antihi­pertensivos o para la insuficiencia renal, entre otras. Éstos deben adqui­rirse en farmacias o en comerciales veterinarias autorizadas. «Nuestros abogados ahora le están dando for­ma al informe para presentar una de­nuncia ante la conselleria», anunció Antonio Fernández del Moral, por­tavoz de la vocalía de medicamentos de uso veterinario del cita

Por su parte, el presidente del Co­legio de Veterinarios de Valencia, Francisco Beltrán, recordó que la nor­mativa sobre distribución de medi­camentos para animales en España es muy restrictiva, que el colegio no tiene constancia de ninguna clínica que lo haga y que «ni mucho menos es algo generalizado». Indicó que pue­de haber confusión con las medici­nas que los veterinarios entregan a los dueños de mascotas para conti­nuar con el tratamiento en casa, algo que sí está permitido.

Farmacias abiertas y de urgencia más cercanas
AVISO DE COOKIES: Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos indicados en nuestra Política de Cookies. Aceptar Más información